Al despertar, llénate de energía con cargas positivas, actívate pronunciando palabras poderosas, da gracias por tu maravillosa vida y  Bendice.

Sean Benditos mis oídos,  para que  escuchen  sincera y serenamente permitiéndome  responder y resolver situaciones basadas en mi bienestar y el de los demás.  

Sean Benditas mis manos,  para  acariciar a mi pareja, abrazar a mi familia y dar la mano genuinamente, manos que me permitan edificar acciones que impacten positivamente mi vida.

Sean Benditos mis pies, para que solo ande por el correcto camino que por disposición divina me corresponde recorrer,  y que en ese camino sea  ejemplo e inspiración para otros.  

Sean Benditas todas las personas  que me rodean, especialmente aquellas con las que me cuesta comunicarme y entender, bendigo el dinero que llega a mí y a las manos que lo proveyeron, bendigo todas mis acciones  y mis palabras para que se transformen en bienestar para mí y para el entorno. AMÉN.

Cuando hablamos de Bendecir, encontramos que es una palabra compuesta con connotaciones similares:  

1.-Desear el bien a las personas que vamos encontrando en nuestro camino.

2.-Querer el bien de manera incondicional y sin reservas.

3.-Desear la salud, el bienestar y la alegría.

4.- Bendecir es aprender a vivir desde una actitud básica de amor a la vida y a las personas empezando por ti mismo.

5.- El bendecir es  una actitud agradecida.  

6.- El poder de la palabra se hace presente con lo que decimos, generamos acciones  y  una vez que decretamos algo, nuestro mundo se mueve en función de lo que hemos pronunciado, porque nuestro cerebro  ajusta lo que decimos  como  nuestra realidad, debemos recordar que primero pensamos, luego  sentimos  y después actuamos.  Hago énfasis en NUESTRA REALIDAD, porque hay tantas realidades como personas en el mundo.  La realidad es el resultado de la suma de  experiencia y creencias,  es la percepción de cada ser humano y es un hecho único.

7.- Manifiesta  tus dones y tus mejores cualidades. Crea tu propio mundo, tu propia realidad, comienza a decretar,  a construir con tu boca desde el amor,  la bondad, el perdón,  la pasión, la abundancia y el bienestar.  Tus bendiciones son una proyección  que  cambiará tu experiencia, tu creencia y tu vida. Se cuidadoso con tus palabras,  la mayor parte del tiempo nos quejamos  de personas, cosas,  situaciones que no nos gustan  y eso es lo que atraemos.  Prográmate para lo que sí quieres, para lo que si te gusta.  En todo momento bendice. Conviértelo en un ritual de fuerza que reafirme tu poder personal, hasta que bendecir sea una parte natural de ti.

Si programas tu mente para las buenas vibras atraerás más buenas vibras. Vive inmensamente feliz y que el amor este contigo.

Yumiko Aliendres

Coach-MasterPNL

04265204211

@yumiko_dj

Yumiko_dj@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

three + one =